Formación al aire libre

La formación al aire libre consiste en desarrollar la acción formativa en un medio natural como por ejemplo un bosque, cerca del mar u otro espacio de la naturaleza.

Las actividades formativas se desarrollan en este espacio aprovechando sus características y se

proponen juegos, dinámicas, excursiones y otras actividades que se sitúan en un bosque, cerca de un río o de una ermita...

La formación al aire libre crea un clima abierto y receptivo y se desarrolla en un ambiente lúdico y distendido que facilita el aprendizaje.

El diseño de las actividades es vivencial y experimental y estas vivencias emocionales permiten que los aprendizajes sean muy significativos.